La Asociación Ámbito B30 ha puesto los cimientos para implementar en su territorio el modelo de Economía Circular ampliando así sus capacidades como referente industrial y del manufactura avanzada del sur de Europa. Las bases de este nuevo reto se han puesto hoy en la sede de ESADECREAPOLIS, en Sant Cugat del Vallès, donde ha tenido lugar una nueva sesión del ciclo Coloquios B30, que en este caso ha tratado sobre la Economía Circular como una nueva manera de afrontar el desarrollo económico.

Con la implementación de esta nueva manera de ver la economía, la Asociación Ámbito B30 se fija como objetivos mejorar los resultados económicos del territorio reduciendo el uso de recursos, creando nuevas oportunidades de crecimiento y empleo, priorizando una utilización coherente de los recursos propios e impulsando la innovación y la competitividad. Todo ello, teniendo siempre presente la reducción de los impactos medioambientales.

Para el presidente de la Asociación y alcalde de Mollet del Vallés, Josep Monràs,  “estamos ante otra oportunidad para aumentar las posibilidades del territorio y que sea siendo referente europeo aplicando aquellas políticas que nos den más equilibrio entre la producción de bienes y servicios generando beneficios y empleo de calidad siempre respetando nuestro entorno y pensando también en las generaciones futuras “.

Por su parte, por la presidenta de la Diputación de Barcelona y alcaldesa de Sant Cugat, Mercè Conesa, “debemos saber afrontar los retos globales desde nuestros territorios y hacerlo de manera conjunta”, y poner en marcha este modelo de economía “nos permitirá, por ejemplo, afrontar conjuntamente uno de los principales retos que se presentarán como es el del acceso a la energía, y si damos prioridad a los productos propios, entre otras cosas, ahorramos costes energéticos y reduciremos el impacto medioambiental “.