¿Por qué hacerse socio?

Participar en el día a día de la Asociación representa un amplio abanico de oportunidades para nuestros socios:

  • Intercambiar experiencias enriquecedoras.
  • Buscar y ejecutar sinergias.
  • Alinear objetivos para alcanzar la excelencia en los procesos.
  • Hacer lobby y sumar fuerzas para hacer frente a las necesidades del territorio.

Si la Asociación Àmbit B30 no existiese tendríamos que crearla porque es un ejercicio de inteligencia colectiva”.

Jordi Hereu, exalcalde de Barcelona y presidente de Identity.

“Ámbito B30 es un ejemplo de proyecto compartido para ganar dimensión”.

Felip Puig, Conseller d’Empresa i Ocupació.

La Asociación construye puentes de diálogo entre sus miembros y los diferentes grupos de agentes

Administraciones

El Gobierno del Estado y el de la Generalitat de Catalunya, con sus políticas industriales y de investigación; la Diputació de Barcelona, con una larga experiencia en la promoción económica y en el trabajo intermunicipal y, finalmente, los ayuntamientos, en los que se concretan las políticas territoriales y el desarrollo económico y que actualmente favorecen este proceso de cooperación

Agentes vinculados al conecimiento

Las universidades como polos de creación de conocimiento, estrechamente vinculadas a los centros de investigación y a los centros tecnológicos, pero haciendo también hincapié en la relevancia del sistema de formación profesional y continuada como garante de la existencia de personas formadas en relación a los sectores productivos.

Agrupaciones empresariales y cámaras de comercio

Agentes conocedores de la estructura industrial y de sus requerimientos; las empresas, particularmente las más innovadoras y que ejercen más liderazgo, así como las organizaciones sindicales, elementos clave en las transformaciones industriales.

Es un hecho: las políticas impulsadas por la Unión Europea tienen el objetivo de impulsar a aquellas empresas innovadoras que apuestan por el modelo “de triple hélice”. Se trata de una doctrina que toma como referencia la espiral de la innovación y que establece relaciones recíprocas entre universidades, empresas y gobiernos. Justamente el modelo en que se puede basar el territorio que conforma el eje de la B30.

Àmbit B30 acompaña en el proceso de conseguir que estas tres esferas, que antes trabajaban de forma independiente, puedan trabajar conjuntamente con el objetivo de obtener una serie de beneficios vinculados al ideario de la Asociación. Un nuevo escenario lleno de oportunidades en el cual los investigadores académicos se convierten en empresarios de sus propias tecnologías y en el cual las administraciones públicas y empresas privadas tienen un papel muy importante como facilitadoras de todo el proceso de innovación.

Los datos hablan por sí solos: durante el año 2016, Catalunya alcanzó la cifra de 65.142 millones de euros en exportaciones, lo que supone la cifra más elevada de la história y que la sitúa como principal comunidad autónoma exportadora del estado español.

Sin duda, se trata de un indicador de competitividad muy importante para medir el grado de importancia de un territorio. Si tenemos en cuenta, además, que prácticamente la totalidad de las importaciones y las exportaciones catalanas tienen su orígen en la producción industrial y relacionada con la tecnología, el eje de la B30 toma todavía más protagonismo.

Por este motivo, más de 3.300 empresas extrangeras han escogido Catalunya como ubicación en la que establecerse en Europa mediante sedes de ámbito supraregional, centros de I+D, plataformas logísticas, oficinas comerciales o plantas productivas.

En este marco territorial, la B30 representa una de las principales áreas industriales de Catalunya. Se encuentran un total de 1.296 empresas del sector industrial de nivel tecnológico medio-alto/alto que, además, tienen un carácter claramente exportador. Son las llamadas “empresas exportadoras”: compañías que han exportado productos durante los últimos cuatro años.

 

 

El ámbito de la B30 se presenta como el motor económico de Cataluña, gracias a la industria asentada durante décadas en este área, así como por su privilegiada situación geográfica en el centro del corredor mediterráneo y al lado de Barcelona. Sin ir más lejos, Àmbit B30 está situado en el centro de una de las megaregiones europeas con más actividad: el eje Barcelona-Lyon.

Infraestructuras

La principal aglomeración industrial de Catalunya y España se encuentra en los municipios que ocupan el tramo de la AP7/B30. A causa de la construcción de grandes infraestructuras viárias como la C58 y la dotación de suelo industrial bien comunicado, en toda esta zona ha tenido lugar una importante transformación productiva. En definitiva, se trata de una red vial que se ha hecho muy fuerte con la implantación de nuevos establecimientos y nuevas actividades que han modificado la composición sectorial de la indústria y la tipología de empresas.

Centros de investigación y universidades

En el radio de la B30 se ubican más de 60 centros de investigación, alrededor de 10 parques científicos y tecnológicos y 15 centros universitarios.

El Parc de l’Alba, por ejemplo, es un centro de referencia mundial en investigación y desarrollo de nuevas tecnologías. Se trata del motor de la competitividad científica y empresarial no solo de Catalunya y España, sino del sur de Europa.

Universidades como la Universitat Autònoma de Barcelona, la Universitat Politècnica de Catalunya o Esade-Creàpolis también son puntas de lanza de la estrategia educativa avanzada del territorio.

Impulso para empresas

Existe una amplia diversidad y disponibilidad de parques de actividades económicas para acoger empresas y servicios, así como un gran número de parques empresariales y centros de negocios específicos.