Nota de premsa

El turismo industrial como sector emergente después de la Covid-19

La industria y su estrecho vínculo con el turismo fue el tema del tercer y último Brunch de Innovación del Hub b30 de este 2021. Este acto, que se celebró el pasado 29 de octubre en formato virtual, estuvo coorganizado por la UAB y el Consejo Comarcal del Vallès Occidental, reunió a representantes de la Diputación de Barcelona, de la red XATIC, del MNACTEC y se expusieron los casos de éxito de la empresa HP y del Sincrotrón Alba.

La apertura del acto corrió a cargo del presidente del Consejo Comarcal del Vallés Occidental (CCVO), Ignasi Giménez, quien destacó la importancia del turismo como sector industrial, “la llamada industria sin chimeneas, y que en la comarca tiene presencia con 2.500 empresas turísticas que proporcionan empleo a unas 25.000 personas”. Según Giménez, desde el Consell Comarcal se trabaja con una visión del turismo «como elemento que es capaz de poder cohesionar, un elemento de conocimiento y de riqueza del territorio».

Brunch fue moderado por Xavier Font, Jefe de la Oficina Técnica de Turismo de la Diputación de Barcelona, ​​que contextualizó el tema. La crisis sanitaria ha implicado una crisis de movilidad, lo que ha afectado de raíz a la actividad turística. “Aunque el concepto de turismo debe entenderse de una forma más amplia, como economía del visitante, todo lo que genera una actividad económica a partir de las visitas es turismo, y las visitas no son sólo actividades de ocio sino también actividades relacionadas con el trabajo, la socialización”, decía Font. Sin embargo, el turismo de proximidad no es un concepto nuevo, “desde hace más de treinta años, la provincia de Barcelona es un destino que tenemos parte de la demanda de turismo en el propio territorio”. Para Font, hay que tener una mirada amplia cuando pensamos con el turismo industrial porque “cuando hablamos de turismo industrial nos referimos a la arqueología industrial oa nuestro legado de patrimonio industrial, pero también a las oportunidades que tiene la industria viva de generar modelos de negocio con las visitas”.

Jordi Garreta, director de la Red de Turismo Industrial de Cataluña (XATIC), fue el primer ponente de la sesión y presentó esta red que, formada por 36 municipios, apuesta por el turismo industrial para convertirse en referentes turísticos. Disponen de un programa específico de industria viva, de empresas en activo que ofrecen visitas al público y organizan la Semana del Turismo Industrial. “Nosotros trabajamos con la idea de convertir el patrimonio y la industria viva en un referente de la actividad turística. Es necesario conectar esta oferta con el resto de actividad turística del territorio”, según Garreta.

A continuación Anna Sánchez, como responsable de Turismo del CCVO, explicó que la apuesta de la comarca por el turismo industrial se debe a que “nos permite posicionarnos y singularizar nuestra oferta; la competitividad de un destino pasa por la especialización y la segmentación del público, pero también por la autenticidad y sostenibilidad de la propuesta”.

Uno de los casos de éxito de turismo industrial que se presentó durante la jornada fue el de Hewlett-Packard. Eva Blanco, Public Affairs Manager de HP, explicó la estrategia de HP Sant Cugat con respecto a las visitas. Acogen un centro de experiencia del cliente, donde se pueden ver todas las máquinas y aplicaciones del sector de las artes gráficas, la cartera de ordenadores personales, impresoras, área de 3D, etc., que atrae a más de 6.000 visitas anuales. También reciben visitas de otras empresas, estudiantes, administraciones, entidades, entre otras; lo que hace que en total sumen unas 8.000 visitas cada año. Además, realizan competiciones de programación para las escuelas de todo el estado y una jornada solidaria organizada por los propios trabajadores.

Otro caso de éxito fue el Sincrotrón Alba. Alejandro Sánchez, director de Conexión con la Industria en el Sincrotrón Alba, explicó cómo han logrado ser un polo de atracción de visitantes y recibir unas 2.200 visitas internacionales cada año. También realizan una jornada de puertas abiertas que lleva a 2.400 personas a sus instalaciones científicas singulares, visitas de empresas y estudiantes, acogen a personal investigador de todo el mundo, reuniones de proyectos europeos, entre otros.

Tras un turno de debate y preguntas, Jaume Perarnau, director del Museo de la Ciencia y de la Técnica de Catalunya, hizo la clausura del Brunch de Innovación. Según Perarnau, es necesario acotar la oferta de turismo industrial “porque hay muchas propuestas que exactamente las mismas las vemos en otro tipo de turismo. Si hablamos de patrimonio industrial por mí no se pueden incluir actividades de artesanales, actividades que se promocionan como no industriales”. Por otra parte, el turismo industrial, para Perarnau, debe servir para alfabetizar sobre el conocimiento de la ciencia y de la tecnología.